Fandom

Inmortal Kombat

Mortal Kombat The Movie Novelization (Digest Version)

644páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

MK novela (digest).jpg
"Son testigos de un gran cambio en la historia del mundo. ¡Atesoren estos momentos como si fueran los últimos…!"

La versión reducida de la novela sobre Mortal Kombat la Película fue escrita por Martin Delrio, divida en ocho capítulos e incluye algunas fotografías al final.

Johnny Cage está en el set de su última película, mientras lee un pergamino sobre un antiguo torneo en una isla en el Mar del Sur de China. Quien le trajo el pergamino indica que debe abordar un barco en la noche siguiente. En el otro lado del mundo, en un club tecno de Hong Kong, Kano y Shang Tsung debaten sobre el destino de Sonya Blade, quien avanzaba por la pista de baile del club. Tsung le dice que si asesinó a su compañero, ella lo seguirá donde sea. Mientras tanto en el Templo de Rayden, Liu Kang y su abuelo están frente al lugar donde Chan, hermano de Liu, fue asesinado. El abuelo le revela que Chan se preparó para el torneo y ocupó su lugar, y un molesto Liu Kang le contesta que el torneo son solo estupideces, y también que vio en sus sueños al asesino de su hermano: el hechicero Shang Tsung.

Más tarde dentro del Templo, los monjes principales debaten sobre la participación de Liu Kang en el torneo, ya que su objetivo no es salvar La Tierra sino su venganza contra Shang Tsung. En ese momento se acerca un viejo mendigo que también cuestiona los motivos de Liu Kang y pone en duda si él es quien va a ganar. El mendigo se presentó como Rayden el dios del trueno, y Kang le recrimina por no proteger a su hermano, y la respuesta de Rayden fue que los dioses no controlan el destino del hombre. Enfurecido, Liu Kang abandona el Templo camino a consumar su venganza. El abuelo y Rayden saben que él no está listo, y que nunca debieron reemplazar a Liu Kang con su hermano.

Esa misma noche el barco llega a un muelle en Hong Kong. Sonya vio a Kano abordarlo y se apresuró para seguirlo y de improviso atropelló a Cage. Ella no le dio mayor importancia y continuó su búsqueda en el interior del barco, sin encontrarlo. De vuelta en cubierta, encontró a Liu Kang y a Johnny Cage junto a Rayden, quien les revela que han sido elegidos y también habla sobre la verdadera naturaleza del torneo. También menciona la inminente amenaza de Outworld y que ellos ya han ganado nueve torneos consecutivos. Ésta podría ser su décima victoria, la última para invadir La Tierra. El cielo se perturba por apariciones fantasmales, el viento se vuelve tenebroso mientras Shang Tsung anuncia: "¡Ha comenzado!".

El barco llega a la isla, y los guerreros elegidos deben ascender por los peldaños de una alta estructura de roca, y llegaron a un apacible jardín de verde pasto y muchas flores rodeados de las estatuas de pasados campeones de Mortal Kombat. Entre esas estatuas aparece una mujer rodeada de sus damas de compañía, mirando a Liu Kang y los guerreros pasar. Ellos continúan hacia el Gran Salón, mientras Shang Tsung se aproxima desde detrás de una estatua de un guerrero con apariencia reptilesca, y a esta misma estatua le menciona que el Emperador no confía en Kitana (la mujer vestida de rojo), y que debe vigilarla para evitar que se acerque a los guerreros elegidos. Cuando el hechicero se marchó, la estatua se transforma en Reptile y sigue a Kitana. Más tarde ya en el Gran Salón, Shang Tsung da la bienvenida a todos los kombatientes y también introduce a Goro como el actual campeón, para luego dar una demostración de lo que vendrá en el torneo. Entonces, una extraña criatura vestida con una armadura biónica y su rostro cubierto que se ubica en el centro del Gran Salón, dando un fuerte grito como señal de desafío. Luego, un ninja vestido de negro y azul llamado Sub-Zero ingresa al Gran Salon para enfrentarse contra el rival. La desconocida criatura salta contra el ninja, pero éste contra ataca lanzándole una ráfaga de hielo, congelando a la criatura en al aire y después cae destruyéndose contra el piso. Un complacido Shang Tsung solo se limita a comentar: "Victoria impecable".

Shang Tsung abandona el Gran Salón, seguido por dos ninjas: Sub-Zero y Scorpion. Liu Kang también sigue a Tsung, pero Johnny Cage lo detiene un momento recordándole lo dicho por Rayden; Sonya pasa ellos argumentando que el dios del trueno no le ha dicho nada a ella y se presura a buscar a Tsung para capturar a Kano. Al final, los tres siguen ha Shang Tsung, quien camina por el Jardín de Estatuas tomando un camino distinto hacia un túnel que conduce a las profundidades del Reino de Shokan. El hechicero ingreso junto a los ninjas sin mirar atrás. Los guerreros de La Tierra discuten entre sí hasta escuchar unas voces conversando provenientes de una caverna cercana, Kano y Goro. Ambos hablan sobre la reciente demostración en el Gran Salón hasta ser interrumpidos por la presencia de Shang Tsung, quien le advierte a Goro tener precaución con Liu Kang y Kitana, potenciales peligros para la los planes del Emperador. Sin embargo, Tsung pronto se percata de la presencia de los tres guerreros espiando y envía a los guardias a capturarlos. Cage, Liu Kang y Sonya apresuran el paso hacia la salida, siendo perseguidos por los guardias, y se escabullen por laberínticos túneles y entonces Liu Kang distingue otra vez a la mujer de rojo haciéndole una pequeña señal para indicarle que la siga. Justo al entrar en otra caverna, Kang en interceptado por una criatura reptilesca que le arroja una substancia ácida en rostro hasta derribarlo.

Temiendo que la extraña criatura persiga a Kitana, Liu Kang decide ir en su búsqueda para ayudarla. Johnny Cage alardea ser capaz de seguirle el rastro, sin embargo no logran encontrarla. Por el contrario, son emboscados por un grupo de guardias enmascarados, a quienes derrotan después de un breve kombate. Los guerreros parecen cansados, y Cage los anima a celebrar la victoria obtenida. Mientras se complacen, son interrumpidos por los pausados aplausos de Rayden, que con ironía le pregunta sobre lo que harán con el resto de los guardias. Entonces, los guerreros voltean advirtiendo su presencia, y Rayden se adelanta amenazando a quienes se atrevan a kombatir, mientras lleva a sus guerreros hacia la salida. Más tarde en el Jardín de Estatuas, el dios del trueno y los demás discuten sobre sus posibilidades de derrotar a Goro y a Shang Tsung, y para conseguirlo deberán conquistar sus propios miedos: Sonya teme admitir que a veces necesita ayuda, Cage teme ser un fracaso, y Liu Kang aún carga con la muerte de su hermano. Con la advertencia final de que Shang Tsung puede ver el temor en el interior de sus almas, Rayden les recuerda que el torneo comienza mañana.

En el siguiente día, Shang Tsung preside el inicio del torneo y anuncia el primer kombate. Y en el primer enfrentamiento se encuentran Liu Kang y Kitana. Ambos kombatientes solo se defendían sin contra atacar, y en un momento ella logra someter a Liu Kang por un instante para susurrale al oído: "Para ganar tu siguiente enfrentamiento, usa el elemento que da la vida". Un confundido Kang pronto entiende que es la única forma que ella tiene de hablarle mientras sea vigilada por Shang Tsung, y al final del kombate él obtiene una fácil victoria. El último mensaje de Kitana fue "recuerda mis palabras". En otro lugar, un monje encapuchado deja a Jonny Cage en el lugar previsto para enfrentar a Scorpion. El kombate comienza con un rápido ataque, Scorpion lanza una criatura tipo serpiente desde la palma de su mano y en el último momento Cage logra evadirla. Scorpion arroja una segunda criatura de su otra mano, pero Cage ya ha aprendido esta técnica y corre contra su enemigo para derribarlo con una patada sombra. Mientras tanto, Liu Kang llega al Gran Salón, y observa al ninja Sub-Zero acercase para iniciar el kombate. El enfrentamiento es parejo hasta que Sub-Zero recurre a su control del frío para atacar. Liu Kang es obligado a retroceder y entonces tropieza con un balde con agua, que se congela al superar el borde y caer al piso. Las palabras de Kitana acudieron a su mente, y Liu Kang toma un segundo balde con agua arrojándolo contra Sub-Zero, quien incrédulo observa cómo su propia técnica se vuelve contra sí mismo. El agua fluye violenta fuera del balde, y al congelarse se forma una estaca que se clava en Sub-Zero, congelándolo definitivamente. Desde una distancia prudente, Kitana ha observado el kombate.

Goro permanece sentado paciente en su trono y recibe la visita de Shang Tsung, quien le informa que es momento de que intervenga en el torneo. Esa misma tarde Goro se enfrenta contra Art Lean. Art comienza los ataques, los que no parecen perturbar a su enemigo, y a pesar de todos sus intentos fue Goro quien obtuvo la victoria. Un complacido Shang Tsung reclama el alma del guerrero derrotado, mientras Cage, Sonya y Liu Kang solo pueden mirar impotentes. Pronto encontraron a Rayden, a quien le recriminaron por no salvar a Art, y el dios del trueno responde que no puede intervenir. Molesto, Liu Kang continúa la discusión acusando a Rayden se ser solo un observador pasivo, y entonces Rayden insiste que los humanos deben elegir su destino y que deben pelear por su reino. Durante la mañana siguiente, Johnny Cage hace una pausa en su práctica de ejercicios con una cadena para revelarle a Sonya sus intenciones de enfrentar a Goro. Ella, sin embargo, cuestiona sus capacidades. Posteriormente, Shang Tsung le ofrece a Sonya un kombate contra Kano, quien luego de aparecer la provoca mostrándole la navaja con la que mató a su compañero. La ira se apodera de ella y comienzan a kombatir. En un momento del kombate Sonya logra agarrar el cuello de Kano con ambas piernas y lo asfixia para matarlo, y Liu Kang le advierte que no debe hacerlo. Shang Tsung se apresura e insiste que ella debe matarlo, pero finalmente Sonya desiste y solo lo deja inconsciente.

No muy lejos de ahí, en el Jardín de Estatuas, Johnny Cage busca a Goro para enfrentarlo, sin embargo es Shang Tsung quien aparece. Cage aprovecha la oportunidad para hacer un trato con Tsung si logra vencer a Goro, trato al cual el hechicero accede a cambio de retar al ganador o a otro guerrero de su elección. Rayden aparece para oponerse al trato, pero Shang Tsung responde que es demasiado tarde y que el trato ya está hecho. Cuando Tsung se marchó, Cage mantiene su decisión y se lo hace notar a Rayden, quien secretamente está complacido que uno de sus guerreros haya tomado la iniciativa. Más tarde, los preparativos para el kombate están en marcha y todos los presentes se reúnen para presenciar el evento. Kitana, próxima a Liu Kang, le advierte que pronto será turno, aunque pareciera que todo está perdido después de éste kombate. Cage permanece paciente esperando a Goro, quien tras el potente sonido de los tambores hace al fin presencia en la arena de kombate. ambos intercambian breves amenazas y entonces comienza el enfrentamiento. Cage logra atacar primero, y entonces retrocede para ocultarse en una estatuas cercanas, siendo perseguido por Goro hasta que Cage se asoma desde otra estatua y logra romper una de las muñecas de Goro. En el siguiente ataque, logra también romperle los tobillos, y aún así, cojeando, Goro pudo contra atacar golpeando con fuerza las costillas de su enemigo y luego lo arroja contra un pedestal, y Cage cae aparentemente inconsciente. Goro se aproximó para sostener a Cage y así ofrecer su alma a Shang Tsung, pero inesperadamente Cage reacciona y sofoca a goro con su mismo largo cabello. En un violento forcejeo, ambos se sueltan, oportunidad que Cage aprovecha para derribar a Goro, provocando que éste caiga hasta el borde de un acantilado de profundidad incierta. Desde el fondo, Shang Tsung exigía la muerte, pero Cage declina por considerar que la victoria es suya. Y a pesar de los reclamos del hechicero, Cage decide ayudar a Goro y el kombate concluye.

Johnny Cage acude ante Tsung para que cumpla su parte del trato, y se ofrece para ser el oponente en el kombate final. Sin embargo, Shang Tsung le recuerda que él mismo se reservaba el derecho de elegir oponente y lugar, y entonces elige a Sonya y la rapta hacia Outworld. Un enfurecido Rayden lo desafía a quedarse y pelear, pero el escape es inevitable. Luego, Rayden les revela a los guerreros que Tsung ha llevado a Sonya al castillo del Shao Kahn, donde él no puede seguirlos. Liu Kang y Johnny Cage acuden, entonces, al Outworld, mientras que Rayden solo puede desearles éxito. En Outworld, ambos guerreros comienzan su viaje mientras contemplan con curiosidad el entorno. En la Torre Negra, mientras tanto, Shang Tsung le revela a su prisionera las verdaderas intenciones para con ella, y le ofrece reinar el Reino de La Tierra a su lado, propuesta que Sonya no tarda en rechazar. De vuelta en los terrenos baldíos de Outworld, Johnny Cage y Liu Kang encuentran a Kitana, quien menciona a Kang que él debe enfrentar a Shang Tsung, advirtiéndole que enfrentará tres desafíos: a su enemigo, a su peor miedo y a sí mismo.

En la Torre Negra, después de mucho discutir Sonya Blade continúa con su negativa de enfrentar a Shang Tsung, y cuando él ya celebraba su victoria, sorpresivamente los guerreros revelan su presencia. Kitana le advierte que el torneo no puede ser ganado por traición, y pronto Liu Kang, diciendo ser el descendiente de Kung Lao, desafía a Shang Tsung para el kombate final. Sonya es liberada y los presentes apartan espacio para el kombate. Entonces, un aterrador sonido llena el lugar, y Shang Tsung convoca a seis guerreros fanstamas que son derrotados por Liu Kang en un breve pero complicado enfrentamiento. Posteriormente, Liu Kang desafía a Tsung e intercambian amenazas, y en ese momento el hechicero toma la forma de Chan, el hermano de Liu Kang. La confusión nubla sus pensamientos sin dar crédito a lo que ve, mientras que Chan le recuerda la promesa que le hizo alguna vez a sus padres. Kang reacciona de pronto, advirtiendo la trampa, y reconoce a Shang Tsung como su verdadero enemigo y el asesino de su hermano. "Enfrenta a tu enemigo", murmura Kitana, mientras que se alzaba un coro de voces fantasmales de todos los rincones del lugar. Liu Kang le advierte al hechicero que debe liberarlas puesto ya no le pertenecen, pero éste se niega y enfrenta por última vez a su rival. Shang Tsung es sometido por los certeros ataques de Liu Kang, y finalmente en un abismo lleno de estaca de acero. Los humanos han ganado, mientras Liu Kang concluye: "Victoria impecable. El Reino de La Tierra está a salvo".

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar