Fandom

Inmortal Kombat

Mortal Kombat X Blood Gods - Watch the Throne

645páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Mkx 26 cover.jpg
Portada del vigésimo sexto número de la serie Mortal Kombat X
Edición anterior
Edición siguiente

Mortal Kombat X Blood Gods (Chapter Twenty Six - Watch the Throne) es el vigésimo sexto número de los cómics publicados por DC Comics y basados en la historia del mencionado videojuego, escrito por Shawn Kittelsen y dibujado por Dexter Soy.

El enfrentamiento inicia en la playa de la Isla de Shang Tsung. Luego de un breve intercambio de amenazas y advertencias, Mileena y Skarlet se enfrentan en un kombate que concluye a favor de Mileena gracias a la oportuna intervención de Skarlet, quien pierde ambas piernas. Mientras, Kotal Kahn encara a un Reiko empoderado por la maldición de la daga y la victoria pareciera favorecerle hasta que Mileena lo ataca usando el Martillo de Kahn.

Sin embargo, pareciera que Reiko no puede ser eliminado debido a la influencia del Código de Sangre, aún cuando la mitad de su cabeza ha sido destruida. En ese mommento, Mileena intenta convencer a Kahn de la necesidad de unir fuerzas para al fin derrotar a Reiko. Lejos, desde el mar una embarcación transporta a varios shokanes al mando de Kintaro, el que permanece observando los eventos ocurridos en la playa desde el navío. Cuando discute sobre la decisión de Mileena sobre permitir que Kotal Kahn siga con vida, la nueva Reina Sheeva advierte que ambos intentan unir fuerzas para lidiar con un enemigo común. Ella decide y ordena a sus similares esperar el desenlace de la batalla y así evitar más pérdidas para su especie, recordando los eventos ocurridos previamente en Z'unkahrah.

Mientras tanto Takeda se acerca al Templo de los Cielos, y al llegar encuentra a Fujin clavado contra un muro, debilitado y violentamente agredido por Raiden, el que está poseído por la maldición de otra de las dagas. Takeda, sin embargo, advierte que la verdadera amenaza no es Raiden sino Havik.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar